De Ti a Mi


Del último hilo de ti

afloran el pan y la miel

y hay soldados de plomo

en los pliegues de mi alma

y aún persistes dulcemente

en mi

mía

martes, diciembre 12, 2006

de mis queridos genios

De los genios: Miguel deUnamuno, MarioBenedetti,Eduardo Galeano y Milan Kundera

Unamuno Benedetti

Galeano Kundera

"No es Caín lo malo; lo malo son los cainitas. Y los abelitas ."
(Prólogo a la segunda edición de Abel Sánchez, Miguel de Unamuno)

"Si alguna vez me suicido será en domingo. Es el día más desalentador, el más insulso. Quisiera quedarme en la cama hasta tarde, por lo menos hasta las nueve o las diez, pero a las seis y media me despierto solo y ya no puedo pegar los ojos. A veces pienso qué haré cuando toda mi vida sea domingo."
(La tregua, Mario Benedetti)

"Este vez me metí en un café; conseguí una mesa junto a la ventana. En un lapso de una hora y cuarto, pasaron exactamente treinta y cinco mujeres de interés. Para entretenerme hice una estadística sobre qué me gustaba más en cada una de ellas. Lo apunté en la servilleta de papel. Este es el resultado. De dos, me gustó la cara; de cuatro, el pelo; de seis, el busto; de ocho, las piernas; de quince, el trasero. Amplia victoria de los traseros."
(La tregua, Mario Benedetti)

"Tenía 20 años y era joven; tenía treinta y era joven; tenía cuarenta y era joven. Ahora tengo 50 años y soy "todavía joven". Todavía quiere decir: se termina."
(La tregua, Mario Benedetti)

"Sobre una torre había una mujer, de túnica blanca, peinándose la cabellera, que le llegaba a los pies. El peine desprendía sueños, con todos sus personajes: los sueños salían del pelo y se iban al aire."
(El libro de los abrazos, Eduardo Galeano)

"No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta."
(El libro de los abrazos, Eduardo Galeano)

"- Mirá pibe. Si Beethoven hubiera nacido en Tacuarembó, hubiera llegado a ser director de la banda del pueblo."
(El libro de los abrazos, Eduardo Galeano)

"La carga más pesada nos destroza, somos derribados por ella, nos aplasta contra la tierra. Pero en la poesía amatoria de todas las épocas la mujer desea cargar con el peso del cuerpo del hombre. La carga más pesada es por lo tanto, a la vez, la imagen de la más intensa plenitud de la vida. Cuanto más pesada sea la carga, más a ras de tierra estará nuestra vida, más real y verdadera será.
Por el contrario, la ausencia absoluta de carga hace que el hombre se vuelva más ligero que el aire, vuele hacia lo alto, se distancie de la tierra, de su ser terreno, que sea real sólo a medias y sus movimientos sean tan libres como insignificantes.
Entonces, ¿qué hemos de elegir? ¿El peso o la levedad?"
(La insoportable levedad del ser. Milan Kundera)

2 comentarios:

Magda de los devastados dijo...

Tenemos gustos similares en relación a los genios que comentas,son algunos de mis grandes amores.

bahía dijo...

Nunca me ha gustado demasiado Kundera, pero, además, en este párrafo, pasa de la mujer al hombre, unificando criterios cuando lo que se ha resaltado es que es la mujer la que carga...: "Pero en la poesía amatoria de todas las épocas la mujer desea cargar con el peso del cuerpo del hombre...." haciéndose el hombre merecedor de una intensa y plena vida.

Cuando al principio está diferenciando los géneros, no creo que esté generalizando después, nombrando al "hombre" como "el ser humano" y acaba atribuyendo esa cualidad a los hombres y casi niega la posibilidad de la levedad en la mujer.

Definitivamente comparto el gusto por La Tregua y el placer del Libro de los abrazos.

Bello tu post.