De Ti a Mi


Del último hilo de ti

afloran el pan y la miel

y hay soldados de plomo

en los pliegues de mi alma

y aún persistes dulcemente

en mi

mía

sábado, junio 23, 2007

En la víspera de San Juan,madre solía derretir plomos y volcarles dentro de un cazo enorme de cobre cubierto de agua fría.
Las vecinas más dotadas a la interpretación encontraban a las formas una acertada explicación.
Recuerdo que abundaban los clavos y a una corona se asociaban...
Mi cirujano me ha ofrecido una que llevo escondida y tímidamente asocio a estos días...
Todas las coronas pesan,y no siempre traen alegrías...
Pero a veces son buena solución...
Mía te lo agradece Damián, con el corazón!
fotografía :Karl Blossofeld

3 comentarios:

bahia dijo...

Está bien que alguien te ofrezca coronas... sean del tipo que sean, sea el tipo que sea, siempre que sean coronas... reales. Beso, Mía. Lindo texto.

lully, Reflexiones al desnudo dijo...

Coronas, hay que sentirlas y sentirnos reynas, por supuesto, todo por el lado amable y positivo.
Me trajo hasta tu sitio Xavier. Mía, me gusta tu autenticidad. Me gustaría que le pusieras título a cada entrada, aunque así es original, nose personalmenete lo considero así.
Recibe mi abrazo afectuoso desde un aire suave y nocturno de Colombia!

mia dijo...

Gracias Bahia,gracias colombianita preciosa!
A ver a ver,no estoy por las monarquías ni creo en las coronas de espinas.
Llevo una corona que mi cirujano me ha colocado para seguir andando....
Lo de la interpretación de los plomos derretidos me ha parecido de golpe como una bella y maldita premonición!
No pongo títulos es verdad y es porque siempre que lo he hecho se han afichado a Google y me acosan luego los correos,pero si es menester lo haré!
Bahia te retribuyo los más reales besos.
Lully tienes que reponerte,aunque siento que ya lo estás o me equivoco?
Besos marinos con el sol de julio y un corazón que apoyado en la corona que el Dr.Oliver supo colocar,se siente nuevo y liviano para andar y andar!!!
Mía que os quiere