De Ti a Mi


Del último hilo de ti

afloran el pan y la miel

y hay soldados de plomo

en los pliegues de mi alma

y aún persistes dulcemente

en mi

mía

lunes, agosto 25, 2008

Manta de la espera....

tudo de trapo

Dos o tres días azucarados para calmar el sol,

un poco de dulzor sobre la ausencia abierta,y,

poco a poco la adaptación del humano

nos llevará de la mano,a vosotros;a las obligaciones escolares,

a mi; a cambiar las medidas en mi alma y mi cocina...

Siempre hago tanto...dicen...bajaré las medidas...

utilizaré cazuelas pequeñas...,no compraré más almendras,

a quien puede interesar hacer crecer el pecho....

Basta de copos,ni tanta fruta ni de chocolates,

miro los restos y parecen disparate...

Guardaré las neveras de la playa,plegaré las sábanas de hilo azul

para cubriros de la brisa del sur.

Volveré a regar los claveles,el tomillo,abandonados en el pasillo

El sofá se ahueca a la tremenda ausencia,y no

hay nada que más duela que destejer como Penélope,la manta

de la espera.

19 comentarios:

Elvira dijo...

Leer tu blog, escuchando tu música, expresa un sentimiento poco común.
Muy buenas letras y un gusto exepcional de música. Saludos ^^

De cenizas dijo...

Aun destejiéndose esa manta, da calor.. y las medidas... en proporción a tu corazón... inconmensurables...

besos

Lena dijo...

Vuelves a partirme el corazón, Mía Ternura.

Un beso goooordo!

Nochestrellada dijo...

Muy bella, la manta, tus palabras y la música que la acompañan...
Me recordó a mi abuela
que tejía esos cuadraditos de colores que luego fueron manta...

Un abrazo!

Raquel Fernández dijo...

Qué bella es la manta que tejiste con tus palabras. Preciosa también la fotografía.
Un beso grande y buena semana.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que belleza de poema, ausencia abierta, medidas del alma, lo cotidiano, escuela, cocina, plegar las sabanas de hilo azul, ojala de mil hilos,. Que belleza cubrirnos de la brisa del sur, no se me da una sensación de frescura, de cómo la brisa leve golpea nuestro rostro y nos dice que aún estamos vivos.

Volvemos al jardín, que cosa más bella que ver florecer lo que nuestras manos han sembrado, o ir al huerto y usar una especia que también hemos visto crecer, que hay que volverles a hablar para que no se sientan olvidados.

Hasta el sillón nos habla y nos recuerda la ausencia, y como la alegoría de la manta de la espera y que sienta la ausencia dolorosa, hilo a hilo se va muriendo.

Que poema más exquisito.
Saludos

lully desnuda dijo...

Un tul refrescante me llega con tu inspiración. Hay ternura, hay dulzura y sensibilidad.

Besitos amistosos!

MiMundo dijo...

...que forma más bella de echar de menos...un abrazo...

Sasian dijo...

con el perfume de los claveles y tomillos y tus recuerdos, podrás empezar a tejer la manta de la esperanza del retorno...tranquila Mia, ya queda poco.

un abrazo

Anónimo dijo...

MIA,que bello,pero como te dije el otro dia,lleno de nostalgia y recuerdos.Llevo toda la mañana escuchando tu musica.BESOS.MªJOSE.

Enredada dijo...

No la destejas... porque las ausencias son cortas... porque volverán...y tendrás que tener lista esa manta...
te quiero Mía, dulce Mía...

-Pato- dijo...

Dios Mía...

Me encogiste el corazón, conozco ese sentimiento y sé cómo se contruye, dónde empieza a nacer, en qué partecita de los ojos se van esconciendo las imágenes que ahora dejamos para ser sorprendidas uno de estos días en forma de recuerdo.

Me emocionaste, este texto es hermosísimo. Un lujo.

Besos.

TOROSALVAJE dijo...

Hola Mia, cuando te leo tan nostálgica, en esa espera tan lenta hasta la vuelta de los que quieres tanto, me duele de verdad.

Ojalá lo lleves sin demasiado dolor.

Un beso y un enorme abrazo amiga.

Alatriste dijo...

Mucho ánimo para tu vuelta a la rutina, al invierno, a los días más cortos, al fin del verano.
Esto del tiempo es así, amiga. Nada dura para siempre. Pero no te veas como Penélope, siempre esperando y rehaciendo su obra una y otra vez.
Ponte mejor en la piel de Ulises, el eterno viajero, siempre a la búsqueda de nuevos retos y proyectos.
Una maravilla de poesía. Como todas las tuyas. Me alegro mucho de volver a saber de ti y como te digo, te mando mi apoyo y mi amistad sincera.
Besos y cuídate mucho, amiga.

Gustavo Tisera dijo...

Verdaderamente, volver a la rutina es muy depresivo. Pero la depresión es una fuente genuina de inspiración. Debes estar muy depresiva porque tus palabras fueron muy inspiradas! Je, hay que tomarlo con humor, piensa en los que desde este lado del mundo deben aguardar hasta enero para disfrutar de las vacaciones (y aún falta mucho!) Un saludo

Verbo... dijo...

Mi hicistes recordar a mi suegra
cuando extrañaba
sacaba la ropa de sus hijos
la acariciaba y la volvia a doblar y guardar
terminó con alzaimer,
quizás la pena le llevó a eso.

Fué una gran mujer.♥

M.

Anónimo dijo...

La espera es necesaria tras la ausencia recién abierta...
Si sangras escribiendo tan bonito,he de querer que sufras más....
Besitos Mía,ya queda menos,y tú les vas a ver!
Carmen

fire dijo...

me enseño mi abuela a hacer ganchillo cuando era una niña...anda que no hemos hecho tapetes y cojines de rosquetes iguales a los de la foto...¡¡¡...
luego cambiaron las modas...y dejamos de hacerlos....pero al ver la imagen he sentido ganas de tejer....
que lindo post...
un besazo mia

Joan Pinardell dijo...

Coincido totalmente con Elvira...
entrar en tu blog es entrar en otro mundo...
gracias por ser tan sensible
besos amiga