De Ti a Mi


Del último hilo de ti

afloran el pan y la miel

y hay soldados de plomo

en los pliegues de mi alma

y aún persistes dulcemente

en mi

mía

jueves, diciembre 06, 2007

Las fiestas y la infancia...



¿Sabe alguien de dónde viene el sueño que pasa, volando, por los ojos del niño?
Sí. Dicen que mora en la aldea de las hadas;
que por la sombra de una floresta vagamente alumbrada de luciérnagas,
cuelgan dos tímidos capullos de encanto,
de donde viene el sueño a besar los ojos del niño.
¿Sabe alguien de dónde viene la sonrisa que revuela por los labios del niño dormido?
Sí. Cuentan que, en el ensueño de una mañana de otoño,
fresca de rocío, el pálido rayo primero de la luna nueva,
dorando el borde de una nube que se iba,
hizo la sonrisa que vaga en los labios del niño dormido.
¿Sabe alguien en dónde estuvo escondida tanto tiempo la dulce y suave frescura que florece en las carnecitas del niño?
Sí. Cuando la madre era joven,
empapaba su corazón de un tierno y misterioso silencio de amor,
la dulce y suave frescura que ha florecido en las carnecitas del niño.

Rabindranath Tagore
*****************************************************************

Por estas fechas todo me lleva al infancia

a la inocencia de aquel tiempo

y a mi madre

Por eso les celebro sin saber bien,porqué celebrarles...

10 comentarios:

Anónimo dijo...

mia
es una manera de sentir y festejar las fiestas tradicionales,yo no entiendo la gente que dice que es un día como cualquier otro día.
navidad siempre ha sido y será navidad,creyente o ateo.
Es un día que siempre la familia busca de estar junta,de regalarse,de decorar,de vestirse de manera especial...
Yo no puedo ir en contra de las tradiciones y entiendo bien lo que dices,celebramos con los nuestros estar juntos,regalar sorprender a los niños...
Y a nosotros mismos en homenaje a los niños que hemos sido...
Bonito blog...preciosas palabras,nos vemos.
J Ph

mia dijo...

J Ph

cada cual a su manera

lo de reunirse me gusta

los motivos...poco importan

decorar,iluminar,soñar

recibir,homenajear

como todos los días

no es posible,

llamémosle navidad

o lo que sea

la vida es una fiesta!

No estoy segura de

vernos,volvemos el 27

te llamamos,besos

Marcela dijo...

Hola Mía
Para estas fechas uno se pone a recordar cosas de antes.
Por eso es tan importante reunirse con los seres queridos y estar con ellos en estas fiestas.
Me encantó este post!!!
Besitos
Marcela

mia dijo...

marcela

a mi gusta siempre celebrar

pero hay algo de estas fiestas

que me mosquea

y es justamente

que seamos víctimas de consumismo

de la globalización,y que

la buena tradición

vaya quedando sujeta al

materialismo...

siempre hay cosas que no van...

besos

De cenizas dijo...

A mí también me llevan a la infancia, y eso me pone triste... ¡falta ya tanta gente de la que sentaba a la mesa! Y mi madre murió la noche del 24 de diciembre...
En fin... la vida sigue. Cuando hay niños pequeños renace la navidad; cuando se hacen mayores, ya....


besos

mia dijo...

de cenizas

la vida se renueva siempre

es una suerte.

entenderlo así es muy difícil!

tendremos que celebrar

con lo que nos queda

que no es poco....

besos

peorimposible dijo...

el tema está en que celebrar con quien se quiere y celebrarlo con quien falta hay que celebrarlo siempre (hasta en el recuerdo) no hacen falta unos días impuestos, ni motivo alguno para reunirse ... las tradiciones pueden ayudar a los dispersos para juntarse pero poco mas ... los que sabemos en dónde está el afecto (el querer ...presente pasado y futuro) ... nos juntamos

siempre

Amparo dijo...

Me has trasportado a mi infancia, aparece en mi memoria una cestita de mimbre muy pequeña llena de caramelos y peladillas dejada en el alféizar de la única ventana que tenia mi casa, me la compro mi hermano mayor con sus primeros ahorros.
Besos

mia dijo...

peorimposible


así es,con aquellos

todos los días en

el recuerdo que les

guardamos y queremos

con los otros,nos juntamos

haciéndoles otros recuerdos

nuevos,más tarde,ellos

nos tendrán que recordar

besos

mia dijo...

amparo...

en el alféizar a ti

a mi en el zaguán debajo

de la claraboya por donde

yo creía que bajaban los magos

con peladillas y algún

regalo hecho por abuela

María(abuela de mi amiga)

que tampoco abuela he tenido

pero que dulce me lo pusieron..

no tenía que socavar tanto!

y no me hubiese dado cuenta

que no existían los magos...

besos Amparo!