De Ti a Mi


Del último hilo de ti

afloran el pan y la miel

y hay soldados de plomo

en los pliegues de mi alma

y aún persistes dulcemente

en mi

mía

viernes, abril 05, 2013

La culpa....

Qué culpa tiene la lluvia si su corazón
es de agua ni el alma que no halla ungüento
para sus llagas!

2 comentarios:

Verso a beso dijo...

La luz en sus gotas contenida es el ungüento para su alma... Y a nosotros, ¿para qué nos sirven las lágrimas?


Bss

Lichazul dijo...

es un poema precioso, conciso y certero
un micro acertivo y absoluto

abrazos y energías