De Ti a Mi


Del último hilo de ti

afloran el pan y la miel

y hay soldados de plomo

en los pliegues de mi alma

y aún persistes dulcemente

en mi

mía

domingo, abril 07, 2013

Nera domenica



Yo fui coronando el vacío
de silencios y pensamientos rotos,
y me quedaron las manos
llenas de signos
que no reconozco.
Y un agujero inmenso 
al que llaman domingo!

4 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

para despues recibir un agotador lunes

Verso a beso dijo...

Los domingos, especialmente las tardes, condensan todos los cascotes de antiguos derrumbes... y amenazan con la impiedad de los lunes.


Bss

mia dijo...

Los lunes con sus cargas agobiantes,se me ocurren más vivientes que los domingos donde se detiene la máquina de la vida,y duelen las pérdidas y agobia la soledad...
Besos Noel,besos Verso!

TORO SALVAJE dijo...

Cómo muerden los domingos por la tarde.

Besos.