De Ti a Mi


Del último hilo de ti

afloran el pan y la miel

y hay soldados de plomo

en los pliegues de mi alma

y aún persistes dulcemente

en mi

mía

jueves, noviembre 27, 2008

Coraje...

Fotografía del escritor periodista amigo
Antonio Marín Segovia(gracias)
Pulsad sobre la foto

Un día volveré a pasar por la casa aquella

la casa de mi infancia.

Yo la creía llena de colores y armonías.

Me gustaba en las noches,buscar luciérnagas que presas

llevaba a mi habitación,con las manos arañadas

en el jazminero vecino.

El canario de entonces era puro trino.

Madre debió embalsamar el fino aroma de su cocina

en la casa aquella que yo creía la más bella.

Un día me armaré de coraje,

sin pensar que allí murieron,primero Padre,

y más tarde ella,cuando

la vida no había iniciado para ellos,

ni la dicha ni la lucha...

No sé si podría entrar,pero mirar sus

balcones,recordar rincones

detenerme en su portal donde ellos

como las luciérnagas,entraron por aquellas puertas

llenos de luz,y la luz dentro quedó muerta...

Un día pasaré delante de la casa aquella donde

quedaron presas tantas ilusiones.

Bien se yo que no soy la de entonces,pero pretendo

romper la cobardía de cerrar los ojos

frente a la evidencia.

Una vida llena de ausencias prematuras que luego

han ido habitando realidades futuras.

No es lamento,quiero cruzar la noche sin estrellas

sentirme capaz de ver tal cual

la casa aquella.

63 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Bello poema cual sentimiento abriga en tu pecho, la veras escondiendo el pasado vivo de tu esperanza...

un saludos me gusto mucho tu poema...

saludos fraternos

un abrazo

Soledad Sánchez M. dijo...

Este poema me ha encogido el corazón, Mia. Es tan difícil a veces, volver a nuestro origen, a nuestra casa infantil...

Un beso siempre.

Soledad.

Anónimo dijo...

Pues si que hay que tener coraje Mía,sobretodo si hace tiempo que no nos enfrentamos al pasado.
Yo no podría,bellísimo poema,Mía
Abrazos
José

De cenizas dijo...

Yo lo hice, y todo era más pequeño, más gris, y me di cuenta de que los recuerdos los llevaba yo en el corazón, que no estaban en aquellas paredes profanadas por el tiempo. Me arrepentí de hacerlo porque la memoria era más bella que la realidad, pero lo volvería a hacer, hay que afrontar las realidades, y enfrentarnos al tiempo, a la historia que acabará por integrarnos en sus páginas.
El poema, bellísimo.


besos

Old Man dijo...

Ya se aceptó el reto, solo hay que cumplirlo, en el fondo siempre es bonito volver a donde alguna vez se fue feliz, aunque con paréntesis.

besos y ánimo

-Pato- dijo...

Por favor Mía, armate de coraje y andá. Yo te acompaño con mi pensamiento, querés?

:))

Me ha encantado este post, y me he emocionado pensando en ese momento tuyo, no lo dejes pasar, no dejes que sea tarde.

Dale.

Un abrazo grandote para que te vayas armando de ese valor!!

Noelplebeyo dijo...

El retorno a las raíces es el retorno en cierta medida a uno mismo. Una vida llena de ausencias prematuras que luego han ido habitando realidades futuras. Me ha gustado mucho. Un desarraigado

ÓNIX dijo...

Que hermoso y desgarrador a la vez tu poema Mia...
Es un tanto triste recordar esos momentos pero te queda la dicha de saber que justo en esa casa de la infancia pasaste instantes de inmensa felicidad, al lado de esos dos seres que no sólo te dieron la vida, sino que lograron hacer de ti la maravilla de persona que eres... Espero tengas ese coraje y visites ese lugar con los ojos no llenos de tristeza, sino de alegría al recordar de manera hermosa lo que ése lúgar ha significado para tu vida... Besos...

M. Jose dijo...

Lo importante es ver que el valor no te falta y que tienes unos recuerdos muy bonitos para hacerlo.
La foto es una maravilla...gracias por mostrarla.
Un abrazo enorme Mía
MJ

Roberto Esmoris Lara dijo...

Muchos lo hicimos alguna vez, pero las casas de la infancia no tienen memoria. Nos olvidan y ni siquiera dejan las voces de la ausencia. ¿Por qué se habrán molestado tanto cuando dibujé aquella pared que hoy ni me recuerda?

Es poesía, la verdad del alma es poesía. Gracias por compatir tu alma, Mia
Besos
REL

Anónimo dijo...

mucho coraje

hay que recoger en el corazón

para encarar el pasado...

el paso del tiempo deja un rastro agridulce

... a veces merece la pena rememorar

... y hay evidencias que ineludiblemente hay que afrontar

...

que no sea lamento, mia

sino celebración

...

muchos besos

J L S

Sal Ober dijo...

magnifico!!! es por eso que vuelvo aqui siempre que pones algo nuevo!!! eres estupend!!! saludos desde Portugal

http:\\coresemtonsdecinza.blogspot.com

EGO dijo...

Me has vuelto a emocionar. Espero sinceramente que algun día consigas acercarte a ella, mirar todos los recobecos y llorar de alegría por todo lo bueno que visite allí. Y pasae página.
Besos

moderato_Dos_josef dijo...

En el fondo es un deseo...volver. aunque dentro de ti aniden dudas añoranzas y un poquito de tristeza, pero no te preocupes vuelve y siente, verás que es una bella experiencia. yo así lo creo, por ti...Un beso!

Marcela dijo...

Me encantaría acompañarte querida Mía...

Que hermosos versos!!! . Es un placer venir a visitarte y leerte.
Besos miles
Marcela

Anónimo dijo...

ahora,te admiro por lo que escribes e imagino,pero si logras ir a esa casa aunque te quedes en el portal,te tendré que idolatrar(yo no iría)
.....

Besos,

Lucy

J. Montabes. dijo...

bellísimo, puro sentimiento. Es un placer conocerte y sentirte a través de tus textos

[...Vanessa...] dijo...

transmites un sentimiento ahogador... pero es hermoso el poema!
^^
besitos
que estes bien!
^^

Lobo Atento dijo...

Precioso poema. Me he emocionado al leerlo.
Yo cuando vuelvo a casa de mis abuelos y veo la enorme higuera no puedo contener las lágrimas, pero es precioso, porque allí es donde más les recuerdo y donde más cerca los siento.
Ojalá encuentres el coraje amiga, se que algún día lo conseguirás.

Anónimo dijo...

Muy bello,te has superado Mía,pero nadie nos quita la tristeza(en mi caso)de no poder volver a la casa aquella...

Maru,te quiero

Besos

TOROSALVAJE dijo...

Yo no quiero volver a aquella casa, porque cuando entro me mata.

Besos.

Anónimo dijo...

No vayas Mía,se te derrumbaría el recuerdo,ya nada es igual a como quedó atrás...
El recuerdo merece sepultura,que viva en tu memoria,no en la casa...

Carmen,del Hospital,pasa que me toca esta semana.

Besos

Arkantis dijo...

La casa de mi infancia..como adoro esa casa..alli estan mis abuelos..

Precioso poema mi niña..

Besitos

Tomás Mielke dijo...

hola MIA
gracias ocuparte de mi hotel mientras mi ausencia, ha quedaod perfecto, los huéspedes y amigos te lo agradecen de todo corazón, y ahora
pues, cógeme de la amno que voy a acompañarte a visitar tu casa, lo que haga falta, hermana, aquí estoy, he vuelto y te mando besos, muchos ...

SOMMER dijo...

Nada puede más que un bello recuerdo. Así que anímate y ve. Seguro que no te arrepentirás. Y es mejor hacerlo sola. Enfrentarte a ello sin prisas, sosegadamente. Venga, ánimo. Ya nos contarás.

Nerina Thomas dijo...

Lleno de sentimiento. Tu casa está guardada, intacta en el disco rígido de tu alma.Así es la casa y sigue siendo, como tu misma la viviste. Nunca se irá de ti!Brillante poema amiga!!!

Auxi González dijo...

Qué descubrimiento! Gracias por traerme hasta aquí! Te sigo!

Ego dijo...

Acaba de venirme a la retina
aquel jazminero antiguo, que aún resiste,
y me pregunto si quizás antaño
no compartimos tú y yo flores
o manzanilla de margaritas.
Un (b)eso y un trino

Anónimo dijo...

Mira lo que te digo,yo no intentaría confundir el ayer con el hoy,nada sería como lo veías...
Tu casa dentro de ti sólo puede ser igual.

Besos niña,precioso como siempre.

Ali

Lidia M. Domes dijo...

Y lleg´rás cuando sea el momento y seas guiada hacia alli para encontrar la belleza de la infancia que aún perdura en tu corazón!!!
Abrazos,

Lidia

Amparo dijo...

no se que decirte, yo he vuelto muchas veces al lugar donde pase mi infancia y si, todo te pparece mas pequeño, la casa que vivi ya no esta pero el lugar continua gustandome.

si te apetece ir , ve, sabes que no vas sola, que te acompañare.

un beso

JESUS y ENCARNA dijo...

un bello poema que me evoca tambien mis ausencias, tambien prematuras, cuando todavia les quedaba mucho por vivir, por ver... ellos viven dentro nuestro, yo lo siento así, y, nosotras el resultado de esos acontecimientos...siéntelos cerca, ahí están...
Un abrazo grande
Encarna

anamorgana dijo...

Mia, este poema me ha traído recuerdos, no muy gratos, pero por los que hay que pasar. Me gusta mucho como escribes, lo haces con amor.
Increible foto, preciosa.
besos
anamorgana

Críptica dijo...

La nostalgia nunca deja de ser bonita, aunque duela un poco. Un beso.

Anónimo dijo...

Volver a la infancia,entrar,aspirar para recordar,pero salir corriendo para que la melancolía no te deje atrapada....
Tú te animas? Coraje pues mi niña!!!
Besos.
MªJosé

María dijo...

Mi bella Mía, tan transparente como tú es el poema, y lleno de nostalgia y de sensibilidad, de ternura y de profundidad en sentimientos.

Coraje es el que debemos de tener en la vida, cada día, cada instante y a cada momento.

Yo te dejo aquí para que te llegue muy cerquita de ti un abrazo inmenso deseándote una feliz tarde.

Anónimo dijo...

Yo no he vuelto,pero sé desde ahora que no podría volver sin ellos dentro.
No pensaba ir pero este finde,me voy con mis papis...

Besos

Mariajo

My dijo...

ahora que mis ojos te saben
valiente y luchadora,
que mis manos tiemblan mientras escribo
al recordar aquella casa que era mia
aquella infancia que me robaron
aquella inocencia que dejé en el columpio
que estaba bajo el árbol cerca de la puerta de la casa que me vió crecer.

ahora que mi pecho
te sabe mujer con coraje y con fuerza,
que mis piernas se vuelven débiles si pienso en volver..
ahora.. que tu eres capaz
de asomarte a ese balcón mientras
ves mi silueta dibujandose en la carretera..

ahora debo decirte
que te admiro y que espero
que te encuentres con esa niña
que dejaste, con ese bote de luciérnagas que aún guarda su luz para ti, que el recuerdo de tus padres te llene y te de fuerzas.. que abras cada puerta y dejes de nuevo tu esencia alli.

un abrazo guapa.

Luis y Mª Jesús dijo...

Ten coraje Mía. Esa casa te está llamando a encontrate con los tuyos, a recobrar la luz allí encerrada, el aroma de los guisos y los colores de tu infancia.
Volver atrás, cruzar la noche sin estrellas, cargarte del amor a veces en el perdón de los que no amaron más porque no sabían o recordar las caricias de los que iluminaron tu infancia, es oxígeno para mirar hacia el futuro con alegría, escribiendo a los muertos "sobre el pañuelo de tu memoria" y acariciando con él los muros para conservar su recuerdo.
Un beso
María Jesús

Anónimo dijo...

Si te animas y vas,nos debes una entrada que cuente lo que se siente.
Ánimo Mía,y si no vas,estás cumplida!
Bicos

Pili

moderato_Dos_josef dijo...

Compondré un libro de relatos Mía, tal vez lo publique en una página de la web y podrás llevarte mis historias a tu isla... Buen fin de semana!

Alfonso dijo...

Yo paso por lo que era mi casa todos los fines de semana. La veo desde la carretera. Ya no vive nadie. Me cuesta recordar que aquello tuvo vida una vez. Con vecinos, con muchos niños. Con mi madre. Pero ahora está todo lleno de hierbas. La verdad, preferiría no verla.

Anónimo dijo...

Yo no iría ni ebrio,que los recuerdos no aireados dan miedo y huelen a encerrado...

...............bexos

;-)Chiky

©Claudia Isabel dijo...

Es un relato conmovedor que me sacudió todo por dentro...me pasa lo mismo, que no puedo volver y ver los objetos, aquellos que fueron nuestros, de esa familia
que construimos y ya no existe...duele el alma...
Un abrazo enorme

ybris dijo...

Regresamos a veces adonde quedaron vida propia y muerte de seres queridos.
Cuánto cuesta encontrarnos allí a nosotros mismos.

Besos.

josé javier dijo...

Los recuerdos de nuestra niñez, incrustados en el fondo del alma, son, con seguridad, los que forjaron nuestro caracter, nuestros sentiminetos e ilusiones, y desde luego, nuestro coraje. Es bueno evocarlos.
Un saludo, Mia

Trini dijo...

Quizá, una vez encontrado el valor para regresar allí, te des cuenta de que la distancia agrandó el dolor y ahora, allí, ese dolor se disipe, al menos un poco.

A veces es bueno "meter el dedo en la llaga"

Besos

Paula dijo...

Maravilha de poema!
Parabéns!

Abraço

MiMundo dijo...

...esta es de esas poesias que me han emocionado especialmente...encierra mechas cosas grandes...entrarás de nuevo en ella y si sintieras tentación de salir...pára un poco y mira las ventanas...un abrazo...

Anónimo dijo...

Pero que triste es volver donde ya no están los que quisimos ni somos los que fuimos!
No vayas niña,los mejores recuerdos no yacen en los cementerios.

Teresa,
te envío la publicación de mi último libro,besos

Wilhemina Queen dijo...

Triste pero hermoso. Yo me animpe a pasar por aquella casa, pasé y me quedé un rato, aquella casa de mi niñez y adolescencia, donde fui tan feliz y donde fui tan desdichada, y verla en otras manos me llenó el corazón de dolor; quería entrar pero no me dejaron y así fue que permanecí parada en la vereda de enfrente durante largos minutos solamente llorando y recordando.


Besos

Alatriste dijo...

Tienes coraje de sobra. Los recuerdos a veces son dolorosos sin duda. Yo lo sé bien, pero todo encierra algo bueno y esa nostalgia, también puede estar llena de cariño. Así que ánimo e inicia tu viaje.
De nuevo unas letras preciosas, como cada uno de los comentarios con los que nos obsequias, que son pequeños regalos de tu talento y de tu afecto.
Eres un referente, Mia. Sin ti esto no es lo mismo. Así que no te vayas nunca. No cambies nunca.
Un beso muy grande y gracias por tu complicidad.
Hasta pronto.

mi despertar dijo...

Germoso texto lleno de melancolía de algo que fue y no es más. Muy bien escrito te felicito
besos

-Pato- dijo...

Mía, termino de leer tu comentario, es hermoso, me he quedado tiernita como un flan.

Mil gracias :))

Besos y buen finde!!

Anónimo dijo...

Pues si que necesitarás el coraje para ir,y peor aún para volver,tan vacía.
Es que te lo tienes que pensar mucho,perderás tanto,no serás la misma Mía.
Besos
Jose Manuel

paolav dijo...

Mia, no había acceedido a este blog.
Asistí al funeral del padre y abuelo de una familia amiga, habían personas que no veía hace unos 15 años, fue como describes en en poema, volver a lo bello y bueno, eso me hace reflexionar que hay dos pasados uno que queremos enterrar y otro que queremos revivir para volver a creer.
Un abrazo, me reconforta que estés siempre presente.

Nochestrellada dijo...

Bella Mía!

Mas de una vez me paré frente a la casa de mi infancia...
Claro que no era la misma que recordaba...
Nada quedó de los jazmines, rosales, ni aquella parra...
una casa vacía, vacía de afectos, aromas...
Pero esos amores
esos aromas vivirán siempre en nuestra memoria...
están siempre dentro nuestro...

Un abrazo grande!

santiago dijo...

UN VERDADERO GUSTO, LEER TUS VERSOS
UN ABRAZO

Joan Pinardell dijo...

QUe grande eres Mia
Si...

Anónimo dijo...

No vuelvas Mía que el tiempo lo ha destruido todo,sin ellos ya nunca sería lo mismo.
Precioso poema,me ha dejado revuelto el corazón.Besos
Chelo

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Leyéndote se me apareció la casa dond emurió mi padre y donde nos criamos con mis 5 hermanos, y muchas otras alegrías más que ya son parte de alguna historia que nadie contará y que yo he vuelto a darle algún amor por ahí con algunos poemas

Gracias por "alborotarme" esto que te cuento

Un abrazo fraterno desde Medellín

Noray dijo...

¡Qué alma tienes!
¡Eres poesía!

Siempre vuelvo,
nunca me he ido,
siempre regreso.

Un beso

Noray dijo...

¡Qué alma tienes!
¡Eres poesía!

Siempre vuelvo,
nunca me he ido,
siempre regreso.

Un beso